El aceite de coco

El aceite de coco

Todo lo que tienes que saber sobre el Aceite de coco

El aceite de coco es conocido desde muy antiguo; ya en tiempos de la ruta de la seda se comerciaba con el aceite de coco y era muy apreciado, aunque su máximo esplendor lo alcanzó a mediados del siglo XIX cuando los comerciantes ingleses recorrían las islas de los mares del sur comprando la copra del coco.

La copra es la pulpa de los cocos secada al sol; una vez deshidratada es rayada y hervida en agua para obtener el famoso aceite de coco que no hay que confundir con el aceite de palma que se obtiene del fruto de la palma.

Como hemos comentado en numerosas ocasiones en esta web, recomendamos adquirir los aceites de coco 100% natural, prensados en frío y sin aditivos. Si además el producto está certificado, mejor. Hay que recordar que muchos aceites de coco que se venden han sido refinados con disolventes o han sido obtenidos con procesos de hidrogenación, lo que no garantiza su calidad.

Hoy en día los mayores productores de aceite de coco son Indonesia, Filipinas y Malasia y los mayores importadores son EE.UU., China y Países Bajos.

Propiedades del aceite de coco

El aceite de coco no es un medicamento pero, por sus propiedades, si lo usamos con constancia podemos beneficiarnos de diferentes formas:

  • Recomendado para tratamientos capilares, restaurando las puntas el cabello y su crecimiento además de aportar un espectacular brillo.
  • Utilizado en la fabricación de cremas exfoliantes y limpiezas de cutis.
  • Muy bueno eliminando los últimos residuos de maquillaje.
  • Gracias a sus propiedades antivíricas y antibacteriano es ideal para combatir el herpes labial y ayuda en la recuperación de heridas de forma más rápida.
  • Después del afeitado o la depilación, hidrata y reduce la irritación de la piel.
  • Contra el acné es bastante bueno ya que limpia los poros y evita infecciones.
  • Se emplea con frecuencia en masajes por su agradable fragancia.
  • Es un aceite excelente reparador de pieles secas o talones agrietados. Muchos body milks tienen como base el aceite de coco.
  • Aumenta la tolerancia de nuestra piel a los rayos solares (pero no es una protección SPF 50)
  • Nutre e hidrata las cutículas de las uñas haciendo que éstas crezcan fortalecidas.
  • El mejor aceite para prevenir las estrías durante el embarazo y después de él.
  • Perfectamente apto para la piel de los bebes, de hecho, la mayoría de las cremas infantiles tienen como base el aceite de coco.
  • En muchos países lo utilizan para contrarrestar la picazón de la picadura de mosquitos.
  • Ayuda a prevenir y reducir la aparición de varices, masajeando y reactivando la zona.
  • Sus propiedades antinflamatorias han dado muy buenos resultados en personas con artritis.

 

La leyenda negra del aceite de coco

Existe un acalorado debate sobre si el aceite de coco es beneficioso o no para la salud. Sin embargo, la polémica se centra en si es perjudicial la ingesta de aceite de coco o de leche de coco. La respuesta es que cualquier producto tomado en exceso, naturalmente que es perjudicial, ya sea beber varios litros de vino o alcohol al día o comer 1 kg de carne roja diario; es de sentido común que todo exceso es perjudicial.

En cualquier caso, utilizar el aceite de coco sobre la piel no sólo no es perjudicial, sino que resulta muy recomendable, como hemos visto en el apartado de Propiedades, y es muy agradable por su aroma.

El aceite de coco y sus múltiples usos

El aceite de coco es un producto tan versátil que ha encontrado un hueco en muchos campos, empezando por sus aplicaciones en cosmética, tratamientos curativos para la piel e incluso en la industria del cuero, fabricación de ceras para muebles, etc.

 

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito